Nuestro Blog

Limpieza del bote sifónico en el baño

Cuando en el cuarto de baño aparecen malos olores que provienen de las tuberías o que los desagües se atascan constantemente, lo mejor es limpiar el bote sifónico con la ayuda de poceros Majadahonda. Este bote se encarga de evitar que los malos olores y los gases que provienen de las tuberías, alcancen los desagües y lleguen hasta el exterior. Esta pieza se encuentra en el suelo tanto del cuarto de baño como de la cocina y va cubierto con una placa de metal.

Está compuesto por varias entradas y por una salida y en él se acumula el agua de los diferentes sanitarios consiguiendo que queden sumergidas las entradas. Gracias a este mecanismo los malos olores y los gases no pueden pasar.

Limpiar el bote sifónico habitualmente se puede hacer de una manera sencilla y rápida. Para ello hay que abrirlo con un destornillador y quitar su tapadera. Después encontrarás un manivela en una de las piezas que lo cubre. Gírala y ya lo tendrás abierto. Si se encuentra obstruido tendrás que quitar los residuos de su interior. Colócate unos guantes y mete la mano para sacar toda la basura.

Una vez hayas retirado el origen del atasco, abre el grifo para comprobar que el agua ya corre correctamente por el bote sifónico y que el agua pasa limpia por él. Con un alambre o un desatascador, limpia las tuberías. Para ello deja abierto el grifo, mete el alambre en el bote por donde veas que está saliendo el agua y con movimientos circulares lograrás eliminar cualquier resto que haya en la tubería. Repítelo por cada una de las salidas que tiene el bote.

Cuando hayas comprobado que ya funciona de manera correcta, coloca todas las tapas y ya tendrás las tuberías y los desagües limpios y evitarás futuros atascos así como olores desagradables.

COMO SOLUCIONAR PROBLEMAS CON FOSAS SÉPTICAS

¿Tienes problemas con tu fosas séptica? Sigue leyendo y averigua qué tienes que hacer. Te contamos todo lo necesario para mantener tu fosa séptica siempre a punto.

¿Qué problemas suele tener una fosa séptica? Lo más común en las fosas sépticas es la acumulación de residuos que no deja pasar bien el agua hasta ella o en por su interior. El lodo es irremediable dentro de ella, pero es necesario llevar una buena limpieza para que no se acumule donde no debe.

Lo más importante es contar con una empresa de confianza del sector de desatascos para que nos realice una limpieza adecuada de forma periódica, y nos vacíe correctamente su interior para contribuir al funcionamiento normal de nuestra fosa séptica.

Esta limpieza no puede realizarla cualquier, ya que precisa de unas herramientas y maquinaria especializada. Y ha de hacerse por expertos, ya que no es bueno vaciarla del todo, se debe dejar el 20% más o menos de lodo para que la fosa vuelva a reiniciar su funcionamiento sin empezar de cero de nuevo una vez hayamos terminado con la limpieza y vaciado de mantenimiento.

Este proceso debe realizarlo un profesional experimentado y especializado en fosas sépticas como son los de la empresa de desatascos Majadahonda, ya que la apertura de las mismas y la manipulación de los residuos puede ser peligrosa por la toxicidad de los gases que emiten.

El buen mantenimiento periódico de nuestra fosa séptica es el que nos garantice que funcione correctamente siempre, y el que evitará problemas mayores como atascos o averías más complicados de solucionar.

¿Qué pasos hay que seguir durante el proceso de limpieza de una fosa séptica?

  1. Prevención personal contra los gases tóxicos que pueden salir al exterior al abrir la fosa séptica. Esto es muy importante antes de empezar.
  2. Se debe evitar cualquier llama o fuego en el proceso de limpieza, ya que el metano es uno de los gases que se generan en su interior, y este es inflamable. Recuerda, nada de fumar.
  3. Es necesario contar con una bomba aspiradora para comenzar a extraer el lodo una vez abierta su tapa.
  4. Una vez tengamos el lodo fuera, es necesario proceder a su limpieza con agua a presión, y a su rellenado necesario de agua limpia.
  5. Es importante aprovechar este momento para echar en su interior una producto de activador bacteriano, para ayudar con el proceso de descomposición y separación de materia.
  6. Una vez realizado todos los pasos, debemos cerrar la tapa y comprobar que el cierre está correctamente y totalmente hermético.