Cómo instalar un descalcificador electrónico en casa

La cal es un mineral que está presente en el agua que recibimos en nuestras casas. Sucede que las gotas de lluvia absorben anhídrido carbónico del aire y, además, al caer al suelo y penetrar las capas freáticas se mezcla con iones de calcio y magnesio. Por eso, las fuentes de agua contienen cal y de allí pasa a las tuberías que surten nuestros hogares. Aunque estás cantidades de cal no afectan nuestra salud, si pueden alterar el sabor del agua y contribuyen a la proliferación de legionella y algas.

Asimismo, pueden incidir en el bajo rendimiento de las instalaciones de agua y electricidad, incrementando el consumo. Esto sucede porque los depósitos de cal que se forman en las tuberías disminuyen el diámetro de las  canalizaciones, impidiendo un correcto flujo del agua. Por otra parte, generan una reducción del intercambio de calor en los equipos de calefacción, por lo que se pierde hasta un 10 por ciento de energía calorífica y se incrementa en un 60% el consumo. También pueden causar la rotura de las tuberías.

Afortunadamente podemos reducir el impacto negativo de la cal en el agua, instalando un descalcificador electrónico en casa. Es una tarea relativamente sencilla y la inversión se verá rápidamente amortizada por la reducción en las facturas de servicios de agua y electricidad.

¿Cómo instalar un descalcificador electrónico?

Si quieres saber cómo instalar un descalcificador electrónico en casa, a continuación en la empresa de fontaneria te explicaremos el proceso en detalle. Lo primero que debes considerar es que este dispositivo debe colocarse muy cerca de la toma de agua principal. Necesitarás un espacio amplio, por lo que es posible que debas reubicar algunos objetos en tu cocina. Igualmente, antes de comprar un descalcificador electrónico tendrás que decidir cuál es el modelo que te conviene, pues estos varían de acuerdo al número de personas que utilicen la instalación. Esto responde a la potencia del descalcificador, pues mientras más personas vivan en tu casa, mayor será el consumo de agua.

Además del descalcificador electrónico necesitarás tres llaves de paso, 2 vasos porta-filtros con filtros de sedimentos de 10″, al menos 2 sacos de sal de 25 kg cada uno y los codos, tes o finales de rosca que necesites para hacer la instalación. Asegúrate de tener a mano todos los implementos antes de iniciar la tarea, para evitar contratiempos durante el montaje. Si tienes alguna duda con respecto a los materiales o a la forma en que deberás instalarlos, siempre puedes delegar la obra en un fontanero profesional, que será el técnico indicado para encargarse de este trabajo y ofrecerte una solución duradera y en perfectas condiciones de funcionamiento. Un verdadero especialista realizará esta labor en poco tiempo y te costará mucho menos de lo que te imaginas

¿Cómo instalar un descalcificador electrónico paso a paso?

Si instalas el descalcificador electrónico en la entrada general de agua, todas los elementos y grifos recibirán un agua con menos dureza, por lo que el efecto del equipo incluirá tanto las piezas sanitarias, como las de la cocina. Esta llave suele encontrarse en la cocina, el lavadero o, en las viviendas unifamiliares, también pudiera estar en el garaje.

Antes de iniciar el trabajo las empresas de fontaneria recuerdan cerrar la llave general de paso de agua, para evitar fugas o inundaciones, y trabajar con seguridad .

Ahora será necesario cortar la tubería de agua principal de la vivienda. Esta puede estar visible o encontrarse empotrada en la pared. Necesitarás cortar una sección de aproximadamente 50 centímetros para poder colocar allí el descalcificador.

A continuación te recomendamos que coloques un by-pass. De esta manera tendrás una paralela que te asegurará contar con el suministro de agua si algún día tienes un problema con el descalcificador. Además, te permitirá ahorrar en filtros y prolongará la vida útil del equipo. Cuando instalas un by-pass tienes una doble conexión de agua, por lo que podrás elegir si deseas agua con cal o descalcificada. La primera puedes utilizarla, por ejemplo, para regar las plantas o para la limpieza de tu hogar. Dado que esta es una instalación un poco más complicada, lo ideal es que contrates los servicios de un fontanero que te pueda ayudar.

Cuando ya estés listo para instalar el descalcificador, lo siguiente será colocar los vasos con filtros. Es importante que los filtros de sedimentos tengan una medida inferior a 50 micras, para garantizar que puedan retener los sedimentos del agua. Al listar los materiales hemos indicado que necesitas dos porta filtros. El primero de ellos protege al equipo, para que los sedimentos no entren en el descalcificador y lo averíen. El segundo protege la instalación, evitando que algún desprendimiento de la resina del descalcificador pase a las tuberías.

Ya está casi lista tu instalación, solo deberás comprobar que las conexiones no tengan fugas y estén bien sujetas. Para ello debes abrir la llave general de agua y observar que no haya goteos o pérdidas de agua ni en la conexión principal ni en el by-pass.

Si todo el sistema de canalización funciona correctamente, es hora de conectar el descalcificar a la corriente eléctrica, con un enchufe que tenga toma de tierra. Por otra parte, debes conectar los tubos de drenaje, para que el agua descartada pueda irse por el desagüe. Elige el drenaje más cercano a la instalación del descalcificador.

Una vez completado todo este proceso llegó el momento de la puesta en marcha. Asegúrate de darle un vistazo final a las instrucciones del fabricante, para evitar que un descuido u olvido ponga en riesgo el funcionamiento del descalcificador electrónico o anule la garantía por una mala instalación.

El descalcificador electrónico funciona de manera inmediata, por lo que podrás comprobar el cambio en el sabor del agua tan pronto conectes el equipo.

Visita el blog nuevamente si no te quedo claro.