Fuera atascos en el fregadero

Uno de los problemas más habituales que aparecen en un hogar son los atascos en el fregadero. Si es tu caso y sufres atascos de manera continua o el agua ves que tarda en desaparecer por el desagüe, no debes preocuparte porque vamos a darte algunos consejos para que deje de sucederte.

Lo primero que tienes que hacer es eliminar todo el agua que esté en el fregadero estancada. Despeja también la boca del desagüe si existe cualquier residuo sólido para que puedas evaluar mejor que le sucede al fregadero.

Muchas veces el primer síntoma de que el desagüe funcional mal es que el agua va bajando muy despacio y lo más seguro es que se deba a la presencia de residuos en las tuberías. En este caso lo primero que hay que hacer es echar en el desagüe un cazo de agua que esté hirviendo. De esta manera se puede disolver cualquier resto que haya en las tuberías.

Existen también algunas recetas caseras que pueden solucionar un atasco en el fregadero como por ejemplo llenar medio vaso con vinagre y otro medio con bicarbonato de sodio. También se puede poner a hervir agua con sal o echar en el desagüe bicarbonato y acto seguido vinagre para que actúen durante diez minutos y terminar echando agua hirviendo.

Otras personas acompañan el agua hirviendo con un producto desatascante que se puede comprar en cualquier tienda. También se puede usar un desatascador de goma. En este caso coloca su ventosa en la boca del desagüe y haz presión. A continuación tira del mango y repite este procedimiento unas cuantas veces.

Si con estos consejos de desatrancos Majadahonda no consigues desatascar el fregadero puede que sea el sifón el que se encuentre con residuos, en cuyo caso tendrás que desmontarlo para limpiarlo. Si el atasco continua lo mejor será contactar con un experto en estos temas.